La correcta presión de los neumáticos de una moto

Disponer de una adecuada presión en los neumáticos de la moto es un factor esencial respecto a tu seguridad durante la conducción. De hecho, una motocicleta totalmente nueva, sea de la cilindrada que sea, si no tiene la presión idónea en los neumáticos, puede resultar peligrosa y complicada de conducir, lo que aumenta el riesgo de sufrir una caída. Un riesgo que se genera tanto por exceso como por carencia de aire en los neumáticos.

De nada te vale la calidad de los neumáticos, si no cuentan con la presión adecuada. La presión del inflado viene determinada por las recomendaciones del fabricante de la moto, aunque también has de tener en cuenta las indicadas por el fabricante del neumático. Incluso, la presión adecuada puede variar en función del uso específico que vas a dar a la motocicleta. Por ejemplo, no es lo mismo conducir una moto por carretera que hacerlo en un circuito.

De cualquier forma, la correcta presión de los neumáticos de una moto es fundamental para la seguridad del piloto, así como para el confort y la duración de las gomas. Mantener una presión idónea de las ruedas contribuye considerablemente en el funcionamiento de la moto bajo cualquier circunstancia y es determinante tanto en curva como en línea recta y tanto a alta velocidad como a baja. Además, el comportamiento óptimo de los frenos viene determinado, en gran medida, por la correcta presión de los neumáticos.

Efectos en la conducción de la moto según la presión del inflado de los neumáticos

Un neumático inflado en exceso implica un mayor desgaste en su banda central y una merma de la adherencia motivada por la reducción de la superficie en contacto con el piso. Todo ello se traduce en un incremento de la inestabilidad y una disminución de la comodidad del pilotaje, al verse empeorada la absorción de las irregularidades de la calzada. Asimismo, si la presión es excesiva, corres el riesgo de que reviente la rueda.

En el caso contrario, una rueda con poca presión se deteriora en exceso ante las exigencias de conducción en la carretera. Esto implica un aumento de la superficie en contacto con el suelo y el sobrecalentamiento del neumático. Este calentamiento excesivo produce un prematuro e irregular desgaste, mayor inestabilidad en las curvas y rectas, mayor dureza en la dirección, zigzagueo, etc.

Medición de las ruedas de una motocicleta

La comprobación de la presión de los neumáticos ha de realizarse con las ruedas en frío, salvo si se va a rodar por un circuito. Hemos de tener en cuenta algunos detalles:

  • Asegurarnos de que instalamos correctamente el medidor en la válvula.
  • Comprobar si el manómetro funciona adecuadamente.
  • Revisar periódicamente la válvula para cerciorarnos de que no pierde aire.
  • Colocar siempre el tapón de la válvula y restablecerlo (en caso de pérdida).
Escribe un comentario:

*

Tu dirección de email no será publicada.

© Experto en Siniestros | INDEMNIZACIÓN JUSTA DE TU ACCIDENTE

logo-footer

SÍGUENOS EN: